Trump y Biden se acusan de corrupción, chocan por las familias separadas y el coronavirus: claves del último debate

Noticias Populares

Honduras y Nicaragua se preparan para la llegada del "catastrófico" huracán Iota tras sufrir el duro embate de Eta

Se espera que Iota alcance los dos países este lunes por la noche, posiblemente como huracán de...

Empleados de Delmar Elementary School dan positivo por COVID-19, se cambiara al aprendizaje virtual

Las Escuelas Públicas del Condado de Wicomico anunciaron el domingo por la noche que Delmar...

Pese a las acciones legales republicanas y las denuncias de Trump, no existen evidencias de fraude generalizado

Revisamos las pruebas que la campaña del presidente ha presentado sobre presunto fraude. Sus...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Trump y Biden se acusan de corrupción, chocan por las familias separadas y el coronavirus: claves del último debate

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

En el último cara a cara entre Donald Trump y Joe Biden se logró mantener un tono más "civilizado" que, en el caótico primer encuentro, en parte por la modalidad de cerrar el micrófono para que los candidatos no se interrumpieran.

 

El presidente Donald Trump y Joe Biden chocaron en un debate menos combativo que el anterior, que dejó entrever las dos visiones diferentes de los candidatos para el país.

 

Trump estuvo mucho menos agresivo que en el primer cara a cara a fines de septiembre, cuando interrumpió casi incesantemente a su rival demócrata, aunque Biden también habló por encima del mandatario.

 

Inmigración y otros temas que no estuvieron en la agenda fueron abordados durante el último debate, en el que por primera vez se silenciaron los micrófonos de los candidatos en algunos segmentos a fin de evitar interrupciones, algo que parece haber ayudado a que la moderadora Kristen Welker a mantener mayormente el orden durante el encuentro.

 

Estos son algunos de los puntos más resaltantes del debate:

 

Trump dice que la vacuna estará lista en semanas

 

El presidente Donald Trump insistió que habrá una vacuna contra el covid-19 "en cuestión de semanas", durante el primer bloque del debate presidencial.

 

"Creo que (habrá una vacuna) dentro de semanas y será distribuida muy rápido", indicó Trump, quien interpelado por la moderadora sobre cuál será la farmacéutica que lo conseguirá, respondió: "Johnson&Johnson lo está haciendo muy bien, Moderna lo está haciendo muy bien, Pfizer lo está haciendo muy bien".

 

Además, aseguró que Fauci recomendó a comienzos de año que no era necesario usar mascarilla e insinuó que tenía una afiliación demócrata, aunque Fauci ha dicho ser independiente.

 

Fauci dijo que no era necesario usar máscarilla al comienzo de la pandemia, ya que el grupo de trabajo estaba preocupado por tener suficiente equipo de protección personal para los trabajadores de la salud. Meses después recomendó la práctica.

 

En contraparte, Joe Biden criticó duramente la gestión de la pandemia de Trump al asegurar: "Estamos a punto de entrar en un invierno oscuro y él no tiene un plan claro" para combatir el covid-19. "Dice que la gente está aprendiendo a vivir con esto, ¡increíble! Estamos muriendo con esto", dijo Biden.

 

Interferencia de otros países en las elecciones

 

Joe Biden dijo que si gana las elecciones Irán, Rusia y China "pagarán el precio" de haber interferido en los comicios presidenciales estadounidenses.

 

"Rusia ha estado involucrada, China ha estado involucrada con cierto grado y ahora nos enteramos de que Irán está involucrado, pagarán un precio si soy elegido", dijo.

 

Ambos candidatos se señalaron mutuamente de recibir dinero de Gobiernos extranjeros, acusaciones que ambos negaron. Trump dijo que Biden recibió 3.5 millones de dólares de Rusia, a través de sus vínculos con la Alcaldía de Moscú, pero Biden aseguró no haber recibido "ni un centavo" de Gobiernos extranjeros y defendió que los negocios de su hijo Hunter fueron "éticos".

 

Durante el encuentro, Biden comparó el intento de acercamiento Donald Trump, al líder norcoreano, Kim Jong Un, con los intentos de apaciguar a la Alemania nazi antes de la Segunda Guerra Mundial.

 

"Teníamos una buena relación con Hitler antes de que invadiera el resto de Europa", dijo Biden.

 

De Obamacare a Bidencare

 

Cuando se le preguntó a Biden qué haría si la Corte Suprema deroga la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio en noviembre, el candidato demócrata anunció su plan para basarse en la ley, comúnmente conocida como Obamacare, al agregar una opción de seguro de salud público.

 

Se "convertirá en Bidencare", dijo el exvicepresidente, sugiriendo que buscaría aprobar una versión reforzada de la ley actual.

 

Biden dijo que quiere poner más dinero en el sistema y agregar una opción para que las personas compren un programa similar a Medicare. Una idea similar a la que fue parte del histórico proyecto de ley de salud aprobado en 2010, pero fue eliminado antes de que Obama pudiera convertirlo en ley.

 

Biden consideró "ridículo que "una opción pública" en la atención sanitaria sea considerado como "plan socialista", como aseguró el presidente, Donald Trump.

 

Después varios intercambios entre ambos candidatos, Biden dijo: “La gente merece tener una atención médica asequible, punto. Y la propuesta de Bidencare lo permitirá".

 

Biden acusa de "criminal" la política de separación de familias migrantes

 

Biden acusó de "criminal" la política de separación de familias migrantes, mientras que el presidente Donald Trump defendió que su Gobierno "trata muy bien" a los 545 niños cuyos padres todavía no ha localizado después de implementar esa medida.

 

"Es algo criminal (...). Hace que seamos el hazmerreír del mundo y viola todos los conceptos de lo que somos como nación", dijo Biden sobre la separación de familias en la frontera con México.

 

Joe Biden se distanció de la política de inmigración durante la presidencia de Obama luego de responder a una pregunta sobre deportaciones récord y no aprobar la reforma migratoria diciendo que haría las cosas de forma diferente.

 

Cuando se le preguntó directamente por qué los votantes deberían confiarle la inmigración después de ocho años bajo Obama, Biden respondió sin rodeos: “Porque cometimos un error. Tomó demasiado tiempo hacerlo bien. Seré presidente de Estados Unidos, no vicepresidente de Estados Unidos ".

 

Biden aseguró que dentro de sus primeros 100 días de gobierno enviaría al Congreso un proyecto que ofrece un camino hacia la ciudadanía a más de 11 millones de indocumentados, y prometió que los dreamers van a ser certificados nuevamente para poder quedarse en este país y emprender el camino hacia la ciudadanía.

 

Trump respondió que Biden "tuvo ocho años para hacer lo que dijo que iba a hacer".

 

Ambos se acusaron de ser corruptos

 

Trump hizo repetidamente acusaciones infundadas contra Biden y su hijo Hunter en un intento de considerar corruptos a su rival y su familia.

 

“No gano dinero con China, tú lo haces. Yo no gano dinero con Ucrania, tú lo haces ”, dijo Trump, aunque no ofreció pruebas contundentes de sus afirmaciones.

 

"Esto es un montón de basura", respondió Biden sobre las acusaciones de Trump, quien dijo que el demócrata "no es un bebé inocente".

 

Biden señaló que por más de dos décadas ha publicado sus declaraciones de impuestos, pero no hay evidencia que respalde que Trump también lo ha hecho.

 

"Publica tus declaraciones de impuestos", lo emplazó Biden, "o deja de hablar de corrupción".

 

Trump respondió afirmando que pronto liberaría sus impuestos, algo que ha prometido desde hace cuatro año pero que todavía no ha hecho.

 

Un Trump más respetuoso y moderado

 

Tres semanas después de generar críticas bipartidistas por sus frecuentes interrupciones y acoso a su rival demócrata, Trump adoptó un tono más moderado durante gran parte del debate.

 

Trump decidió pedirle a la moderadora Kristen Welker la oportunidad de dar seguimiento a las respuestas de Biden: "¿Si puedo?", en lugar de simplemente interrumpir, y agradeció a Welker repetidamente para arrancar.

 

Desde la primera pregunta, este debate parecía diferente de la ronda uno, cuando las incesantes interrupciones de Trump y el incumplimiento de los límites de tiempo descarrilaron la contienda de 90 minutos desde el principio. Lo que hizo que las reglas de este debate fueran más estrictas, lo que claramente funcionó.

 

Esas modificaciones incluyeron un botón de silencio controlado por un representante de la Comisión de Debates Presidenciales, para garantizar que cada candidato tuviera dos minutos completos ininterrumpidos para abrir las respuestas sobre cada tema.

 

Fuente: UN

asp