Muere el sospechoso de ataques con paquetes bomba en Austin al detonar un explosivo tras ser rodeado por la policía

Noticias Populares

Honduras y Nicaragua se preparan para la llegada del "catastrófico" huracán Iota tras sufrir el duro embate de Eta

Se espera que Iota alcance los dos países este lunes por la noche, posiblemente como huracán de...

Empleados de Delmar Elementary School dan positivo por COVID-19, se cambiara al aprendizaje virtual

Las Escuelas Públicas del Condado de Wicomico anunciaron el domingo por la noche que Delmar...

Pese a las acciones legales republicanas y las denuncias de Trump, no existen evidencias de fraude generalizado

Revisamos las pruebas que la campaña del presidente ha presentado sobre presunto fraude. Sus...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Muere el sospechoso de ataques con paquetes bomba en Austin al detonar un explosivo tras ser rodeado por la policía

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Se trata de un hombre blanco de 24 años, según indicó la Policía de Austin este miércoles en la madrugada.

La detonación ocurrió cuando era perseguido por una carretera interestatal en la capital de Texas.

 

El hombre sospechoso de ser el atacante en serie que aterrorizó en los últimos días a los habitantes de Austin con la colocación de paquetes bomba murió en la madrugada de este miércoles tras detonar un explosivo dentro de su vehículo en momentos en que agentes de la policía de la capital de Texas lo tenían rodeado.

 

El jefe interino de la Policía de Austin, Brian Manley, indicó que sus fuerzas, ayudadas por agentes del FBI, lograron ubicar al sospechoso, un hombre blanco de 24 años, en la localidad de Round Rock, al norte de la ciudad capital, y lo enfrentaron en la autopista interestatal 35 tras lo cual detonó el explosivo.

 

Un agente del equipo de fuerzas especiales SWAT le disparó al sospechoso una vez este detonó la bomba dentro de su vehículo, que estaba a unas 20 millas de Austin.

 

Manley tuiteó esta mañana dando las gracias por el trabajo de las fuerzas del orden a su cargo.

 

"No son suficientes las gracias a los hombres y mujeres del Departamento de Policía de Austin o a nuestros socios federales por su trabajo sin descanso para restaurar la paz en nuestra comunidad".

 

La muerte del sospechoso ocurre tras días de tensión por la explosión de cinco paquetes que dejaron saldo de dos muertos y cuatro heridos, el último de ellos en una instalación de Fedex cerca de San Antonio.

 

Los investigadores ampliaron sus esfuerzos tras la detonación de ese último paquete este martes en el edificio de Fedex en Schertz y el hallazgo de otro sin explotar.

 

Ese paquete sin detonar dio las pistas más claras que llevaron a la identificación del sujeto, del que aún se desconocen los motivos que lo llevaron a realizar estos ataques.

 

El grado de sofisticación de los explosivos y la rápida manera en que cambió de tácticas tenía preocupados a las fuerzas del orden que esperaban un error de cálculo del atacante para identificarlo.

 

Justamente el jefe policial Manley dijo que darán a conocer su identidad una vez notifiquen a sus familiares.

 

Las explosiones

 

La primera explosión ocurrió durante la mañana del 2 de marzo y provocó la muerte de Anthony Stephan House, de 39 años. House encontró un paquete alfrente de su casa que explotó, provocándole heridas severas. Murió en el hospital casi una hora después de la explosión.

 

Las dos próximas explosiones ocurrieron el lunes 12 de marzo y fueron similares, pues se trataba de paquetes que estallaron cuando fueron abiertos por las víctimas.

 

En la segunda explosión murió Draylen Mason, un joven de 17 años que tocaba el bajo en la banda Austin Soundwaves y había sido aceptado en la escuela de música Butler de la Universidad de Texas. En esa explosión también resultó herida la madre de Mason.

 

En la tercera explosión resultó gravemente herida una hispana de 75 años, que las autoridades aún no han identificado.

 

La cuarta explosión, que ocurrió el domingo 18 de marzo, fue distinta porque no involucraba un paquete. Ocurrió cuando un cable o cuerda atado al explosivo recibió presión, ya sea porque una de las víctimas lo pisó o tocó. Dos hombres anglosajones de 22 y 23 años sufrieron "heridas significativas" en ese incidente.

 

En todo caso, la última detonación en la instalación de Fedex fue la que dio más pistas a las autoridades, lo que puso fin a la cacería del sospechoso,

 

El paquete que estalló en Schertz tenía como destino Austin, por lo que el área de interés para las autoridades seguía siendo la capital de Texas.

 

Fuente: UN

eyh