última hora

Senado y gobierno de Trump pactan un enorme plan de ayuda económica para mitigar el impacto del coronarivus

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Después de cinco días de arduas negociaciones, la madrugada de este miércoles se anunció el acuerdo para aprobar un paquete de dos billones de dólares destinado a ayudar a estadounidenses, empresas y hospitales golpeados por la crisis que originó la pandemia.

 

Senadores y funcionarios de la administración Trump alcanzaron la madrugada del miércoles un acuerdo sobre un paquete de estímulo de 2 billones de dólares para enviar ayuda a personas y empresas afectadas por la pandemia del coronavirus, anunció un alto funcionario de la administración a los periodistas en el Capitolio.

 

"Damas y caballeros, hemos terminado. Tenemos un trato", dijo el director de asuntos legislativos de la Casa Blanca, Eric Ueland, a los periodistas sobre la 1 de la mañana.

 

Al celebrar el acuerdo al que se llegó tras duras negociaciones después de cinco días, el líder de la mayoría republicana Mitch McConnell alabó el masivo "nivel de inversión en tiempo de guerra en nuestra nación".

 

"Tenemos un acuerdo bipartidista sobre el mayor paquete de rescate en la historia de Estados Unidos", dijo luego a los periodistas el líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer.

 

"Tanta gente está siendo despedida sin tener la culpa. No saben cómo va a ser su futuro, cómo van a pagar las cuentas", añadió Schumer.

 

"Bueno, venimos a su rescate", subrayó el demócrata.

 

El proyecto de ley se está tramitando apresuradamente en el Congreso sin audiencias públicas ni revisión formal, y no está claro cuán efectivas serían las medidas para detener la repentina caída de la economía, señaló The Washington Post.

 

El proyecto de ley será votado en el Senado previsiblemente por la tarde de este mismo miércoles.

 

El acuerdo pone punto final a cinco días de tirantes negociaciones entre la Casa Blanca, senadores repúblicanos y demócratas, que en algún momento parecían encallar, mientras los datos alarmantes de la incidencia de la pandemia en Estados Unidos aumentan a ritmo muy rápido.

 

Al borde de la medianoche del martes, cuando se respiraba cierta decepción, las conversaciones fueron incrementándose entre los negociadores del gobierno y los líderes de los partidos en el Senado, McConnell y Schumer, quien mantuvo comunicación permanente con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, explicó el Post.

 

El objetivo del plan sin precedentes en cuanto a su tamaño y alcance es, en principio, amortiguar el previsible impacto económico que tendrá en el país el cierre de empresas, los despidos masivos que ya empiezan a verse y la baja producción por las decenas de miles de personas que se han enfermado.

 

La legislación contempla el envío de cheques de 1,200 dólares a muchos estadounidenses, la creación de un programa de préstamos de 367,000 millones de dólares para pequeñas empresas y estableciendo un fondo de 500,000 millones de dólares para industrias, ciudades y estados.

 

Además estipula el impulso masivo al seguro de desempleo, 150,000 millones de dólares para los fondos de estímulo estatales y locales, y 130,000 millones de dólares para los hospitales, entre otras numerosas disposiciones.

 

Fuente: UN

asp