«Después de un esfuerzo de todo el Gobierno que permitió que un récord de 270 millones de estadounidenses recibieran al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19, estamos en una nueva fase de nuestra respuesta» en comparación con el momento en que fue necesario establecer los requerimientos, indicó la declaración.

Fuente:Telemundo.com