Featured

Un científico mexicano que llevaba una doble vida se declara culpable de espiar para Rusia en Miami

today02/16/2022 21

Background
share close

En su ciudad natal de El Espinal, en Oaxaca, Héctor Cabrera Fuentes era un héroe local. A la vez, tenía una familia mexicana y otra rusa, y desde Estados Unidos trató de llevar a cabo una labor de espionaje que salió mal.

 

Un prominente científico mexicano que llevaba una doble vida con dos familias en continentes separados se declaró culpable el martes de un cargo de haber sido cooptado por agentes rusos para vigilar a un informante del Gobierno estadounidense que residía en Miami.

 

Héctor Cabrera Fuentes fue detenido en 2020 en el Aeropuerto Internacional de Miami cuando él y su esposa mexicana –la otra es de Rusia– pretendían regresar a su casa en Ciudad de México.

 

Un día antes, en el Día de San Valentín, la pareja atrajo la atención de un guardia de seguridad. Fueron grabados en una cámara de vigilancia siguiendo a otro vehículo hasta las instalaciones de un condominio del área de Miami y tomando una foto del auto y la matrícula, haciendo caso omiso de las instrucciones de no tomar ninguna foto, sino sólo anotar la ubicación del vehículo.

 

Como parte de un acuerdo de culpabilidad anunciado el martes en el tribunal federal de Miami, los fiscales recomendaron una condena de cuatro años para Cabrera por un único cargo de actuar en nombre de un Gobierno extranjero sin notificarlo al fiscal general de Estados Unidos. La sentencia se dictará el próximo 17 de mayo.

 

La extraña historia de la misión de inteligencia frustrada de Cabrera comenzó en 2019 cuando su esposa rusa y sus dos hijas viajaron de Alemania a Rusia para ocuparse de un trámite. Cuando la mujer intentó regresar a Alemania no se le permitió salir, dijo un agente del FBI en una declaración jurada que acompaña a la acusación original.

 

Cabrera viajó entonces a Rusia para ver a su familia y fue supuestamente contactado por un funcionario ruso al que había conocido años antes a título profesional. El individuo, que no ha sido identificado en los documentos judiciales, aconsejó a Cabrera que su familia no debía viajar a Europa ni solicitar un visado estadounidense.

 

Fue allí cuando Cabrera empezó a creer que el individuo trabajaba para la agencia de inteligencia rusa FSB, según el FBI.

 

Luego, en una reunión posterior en Moscú, el mismo funcionario presentó viejos correos electrónicos de la cuenta de Cabrera en los que el científico mexicano parecía estar buscando propiedades inmobiliarias en Miami.

 

El funcionario ruso mencionó la situación familiar de Cabrera y le dijo: «Podemos ayudarnos mutuamente», según la acusación original.

 

Por indicación del funcionario, Cabrera viajó a Miami y, utilizando el nombre de un asociado, alquiló un apartamento en el mismo complejo donde vivía la fuente del Gobierno estadounidense.

 

No está claro si el científico sabía por qué los rusos querían que alquilara el apartamento, pero con frecuencia los agentes de inteligencia buscan aislarse reclutando a otros para que realicen diversas tareas. Rara vez el recluta tiene pleno conocimiento de toda la misión.

 

La persona a la que seguía Cabrera no se nombra en los documentos judiciales y sólo se describe como una «fuente humana confidencial» del Gobierno estadounidense que había proporcionado información sobre las actividades de inteligencia rusas que afectaban a los intereses de seguridad nacional de Estados Unidos.

 

Antes de su detención, Cabrera trabajaba en Singapur como profesor asociado en una escuela de medicina dirigida conjuntamente por la Universidad de Duke y la Universidad Nacional de Singapur.

 

También fue nombrado director en 2018 del Centro de Biotecnología de FEMSA en el Instituto Tecnológico de Monterrey, en el norte de México, que dijo que obtuvo doctorados en microbiología molecular en Rusia y en cardiología molecular en Alemania.

 

En su ciudad natal de El Espinal, en el estado sureño de Oaxaca, Cabrera es una especie de héroe local, recordado por su trabajo para promover la investigación científica, curar a los que sufren de diabetes y ayudar en la reconstrucción de hogares después de devastadores terremotos.

 

“Es muy extraño que ocurra esto porque es una persona muy altruista y con mucha conciencia social. Ayudaba a la gente y todo esto parece extraño”, dijo a la agencia de noticias The Associated Press el alcalde de la ciudad, Hazael Matus, poco después de su detención. “No sabemos qué pasó, pero apuesto a que es una confusión o un ataque por razones científicas. Puede que haya descubierto algo que moleste a algunas personas o a algunos intereses comerciales”.

 

Fuente: Univisión

Written by: Editor

Rate it

Previous post

Featured

Rusia dice que retira algunas tropas tras las maniobras en torno a Ucrania, pero los grandes simulacros continúan

Rusia anunció este martes que algunas de sus tropas regresarían a sus bases tras completar los recientes simulacros, pero subrayó que otros ejercicios militares importantes continuarían.   El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que las tropas de sus distritos militares del sur y del oeste --partes de las cuales están al lado de Ucrania-- habían comenzado a regresar a sus estaciones de origen, aunque el anuncio no dijo precisamente […]

today02/15/2022 15


0%