Corte Suprema revisa reactivar cláusula que castiga a quien ayude a un indocumentado a venir o a quedarse en EEUU

Noticias Populares

El mundo al revés: mexicanos bloquean frontera para que no entren a su país estadounidenses contagiados por el covid-19

Los manifestantes pidieron que ya no les permitan entrar por motivos turísticos, fines médicos o...

¿Cómo ayudará a tu bolsillo el plan de rescate económico acordado en el Senado?

Repasamos los elementos principales del paquete de estímulo a la economía estadounidense por 2.20...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Corte Suprema revisa reactivar cláusula que castiga a quien ayude a un indocumentado a venir o a quedarse en EEUU

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

 

La Corte Suprema de Estados Unidos escuchó este martes los argumentos orales de abogados defensores y detractores de una cláusula de la Ley de Inmigración (INA) suspendida en 2018 que castiga a quienes brinden ayuda o asistencia a extranjeros indocumentados para venir y/o quedarse en Estados Unidos.

 

La Corte Suprema de Estados Unidos escuchó este martes los argumentos orales de abogados defensores y detractores de una cláusula de la Ley de Inmigración (INA) suspendida en 2018 que castiga a quienes brinden ayuda o asistencia a extranjeros indocumentados para venir y/o quedarse en Estados Unidos.

 

“Va a ser muy difícil poder implementarla si es que el máximo tribunal de justicia decide reactivar la cláusula”, dijo Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “Porque deberá determinar cómo se aplicará, cómo se determinará cuando una persona a sabiendas está ayudando o tuvo la intención de ayudar a venir a un extranjero de manera indocumentada. Eso será muy difícil y confuso”, apuntó.

 

En diciembre de 2018 un panel de jueces de la Corte de Apelaciones del 9º Circuito anuló la cláusula que castigaba una amplia gama de declaraciones relacionadas con la inmigración indocumentada.

 

Los jueces revocaron una sentencia emitida en 2010 contra Evelyn Sineneng-Smith, quien fue declarada culpable de fraude después de que los fiscales dijeran que falsamente dijo a inmigrantes que podían obtener la residencia permanente bajo un programa que ella sabía que había expirado.

 

El fallo estableció que animar o inducir a un indocumentado a permanecer en Estados Unidos no pude ser utilizado como argumento para criminalizar a una persona, e indicó que la provisión afectaba la Primera Enmienda de la Constitución al penalizar una expresión.

 

La cláusula se incluía en la Sección 8 del Código de Estados Unidos (US Code), que establece multas y penas de cárcel severas a quienes resulten culpables de diseñar un plan o artificio para defraudar, o para obtener dinero o bienes mediante pretensiones, representaciones o promesas falsas o fraudulentas.

 

La ley había convertido en un crimen grave el que las personas alienten a un inmigrante a ingresar o vivir en Estados Unidos si sabían de antemano que el individuo que recibe el consejo lo hacía ilegalmente.

 

Fuente: UN

asp