Gobierno de Trump anuncia nueva regla que limitará permiso de trabajo a asilados

Noticias Populares

Senadores demócratas presentan proyecto de ley para bloquear la nueva regla de carga pública de Trump

Un grupo de senadores demócratas presentó este martes una propuesta de ley que busca bloquear la...

Clientes de Delmarva Power obtendrán crédito después de un error de facturación

Delmarva Power actualmente está emitiendo créditos a unos 74,000 clientes después del...

Un abogado del cartel de Sinaloa que blanqueó $3.5 millones en California pasará 8 años tras las rejas

Este litigante mexicano operaba una casa de cambio que recibió los ingresos por la venta de varios envíos...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Gobierno de Trump anuncia nueva regla que limitará permiso de trabajo a asilados

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

La nueva regla, que se publica el lunes en el Registro Federal, libera al gobierno del plazo para dar autorizaciones de empleo y demorar indefinidamente las entregas por razones de seguridad nacional.

 

Este lunes el gobierno de Donald Trump publicará en el Registro Federal una nueva regla que anula el plazo de 30 días para procesar y otorgar autorizaciones de empleo (EAD) a los solicitantes de asilo. Y en el caso de las renovaciones, en vez de acelerar el proceso, el servicio de inmigración también dejará sin efecto el plazo de anticipación de 90 días que exige hasta ahora para obtener un nuevo permiso de trabajo.

 

La decisión fue anunciada por el director interino de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), Ken Cuccinelli, en un comunicado publicado en la página digital de la agencia federal. En ambos casos, los trámites podrán demorarse el tiempo que la agencia estime para procesarlos.

 

La medida, dijo USCIS, pretende “mejorar el procesamiento” tanto para conceder como rechazar solicitudes iniciales del Documento de Autorización de Empleo (EAD) “al enmendar el plazo de 30 días relacionado a los solicitantes de asilo pendientes”.

 

Los cambios “darán a USCIS el tiempo necesario para recibir, examinar y procesar solicitudes, que como resultado reforzarán la seguridad nacional, continuarán los avances tecnológicos en la verificación de identidad”, justificó la agencia. “Y podrán disuadir aún más a quienes intenten defraudar al sistema legal de inmigración, con un proceso mejorado”.

 

La regla tendrá un plazo de 60 días para comentario del público. Finalizado ese período, el gobierno dará a conocer la regla final.

 

Antes del 9/11

La regulación que pone fin al plazo de 30 días para el procesamiento de solicitudes fue promulgada hace más de 20 años. Desde entonces han habido "requisitos adicionales" en las verificaciones de antecedentes y los procedimientos de escrutinio; todo ello con el fin "de reducir el fraude e identificar amenazas a la seguridad nacional y la seguridad pública”, explica la agencia.

 

El director Cuccinelli dijo que el reglamento vigente “fue establecido antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001”, y que el plazo de 30 días de procesamiento “no reflejaba las realidades operacionales que actualmente enfrenta la USCIS al momento de adjudicar solicitudes de autorización de empleo”.

 

“Nuestra prioridad como agencia es salvaguardar la integridad del sistema de inmigración legal de nuestra nación, y de quienes desean explotarlo o abusarlo”, agregó.

 

Dijo además que la nueva propuesta “permitirá llevar a cabo los procedimientos sistemáticos de escrutinio y verificación de identidad que se esperan de una agencia encargada en proteger la seguridad nacional”.

 

Más allá de 90 días

 

Al ahondar las justificaciones del cambio, USCIS dijo que, con la regla actual, “la agencia frecuentemente debe desviar recursos de otras categorías legales de procesamientos de inmigración” para cumplir con las adjudicaciones y despachar los permisos de trabajo para los asilados.

 

También advierte que, debido al aumento en el número de casos causado por la crisis migratoria que se vive en la frontera, los tiempos de espera no son los mismos determinados por la regla.

 

Sin embargo, la USCIS no explica que, por tratarse de una situación humanitaria, los solicitantes de asilo no pagan cuotas al momento de presentar una siolicitud de refugio y la gestión del primer permiso de trabajo es gratis, y estos trámites de pagan con los ingresos que recibe del resto de servicios que brinda a la comunidad inmigrante.

 

En cuando al aumento de casos de asilo, se debe principalmente a la crisis en la frontera declarada a principios de junio de 2014 durante el gobierno de Barack Obama. Pero en el último año el número de migrantes detenidos por la Patrulla Fronteriza tras huir de sus países a causa de la violencia y la pobreza, ha establecido nuevas marcas que pusieron en evidencia la baja capacidad de respuesta del gobierno de Trump.

 

Una de las categorías más afectadas por el desvío de personal y recursos señalados por la USCIS corresponde a quienes solicitan la residencia legal permanente (green card).

 

Las renovaciones

 

En el caso de la renovación de EAD, la agencia dijo que la nueva regla también propone eliminar el plazo de 90 días antes dekl vencimiento de los permisos que se requieren para que los asilados renueven sus tarjetas.

 

“Este cambio reducirá la confusión con respecto a los requisitos de renovación de EAD para los solicitantes de asilo pendientes”, indicó.

 

La nueva regla detalla que USCIS adjudica aproximadamente el 78% de las solicitudes dentro de los 60 días y no en 30, y que los plazos son en "respuesta” a una orden judicial. Pero advierte que el número de solicitudes sigue aumentando, al igual que el número de solicitantes elegibles para obtener un permisos de trabajo.

 

Agrega que la contratación de más agentes para atender la crisis aumenta el costos de operaciones y con ello, se perjudican otros grupos de migrantes que pagan por la obtención de beneficios.

Además de no pagar por la solicitud de asilo ni el primer permiso de trabajo, los asilados son elegibles "para utilizar los servicios de búsqueda de empleo de un Centro Único de Servicios de Empleo, incluyendo: ayuda en la búsqueda de empleo, orientación profesional, y adiestramiento de habilidades ocupacionales", dice la agencia en una de sus páginas digitales.

 

Los asilados también son elegibles para recibir ayuda de parte de organizaciones en su área que son financiadas por la Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR, por sus siglas en inglés). Los servicios pueden incluir asistencia financiera, asistencia médica, preparación para empleo y colocación en empleo, y adiestramiento en el idioma inglés.

 

"Muchos de estos programas están disponibles por un período limitado posterior a que se le conceda asilo", indica la agencia.

 

Abogados critican cambios

 

Abogados consultados por Univision Noticias criticaron los cambios anunciados por USCIS. “La situación sigue empeorando para los refugiados y asilados”, dice Lilia Velásquez, profesora adjunta de la facultad de leyes en la Universidad de California, en San Diego. “No obstante que el gobierno declara que eliminar el plazo para otorgar los permisos de trabajo es por razones de seguridad, los abogados opinamos que es una medida para castigar a los refugiados que son elegibles para trabajar”, añade.

 

“Los refugiados cuentan con poder trabajar para sostenerse, y ahora se quedarán en el limbo. Ya no podremos los abogados reclamar que el permiso está fuera de tiempo de los procesos normales, porque nos dirán que ya no hay plazos”, advierte.

 

Velásquez se pregunta: “¿Qué vamos a decirle ahora a nuestros clientes? Ella misma se responde: “El gobierno actual está desmantelado capa por capa los beneficios y derechos de los migrantes”.

En similares términos comentó Alex Gálvez, un abogado de inmigración que ejerce en Los Ángeles, California. “La meta del gobierno es desanimar a la gente que está pensando en venir a Estados Unidos para pedir asilo. Están empeorando las condiciones humanitarias para la gente que más lo necesita”.

 

Gálvez agrega que “Estados Unidos siempre ha extendido la mano a los más necesitados, especialmente en la forma de dejarlos trabajar y ganar un sueldo que los dignifique como familias tras huir de sus países para salvar sus vidas”.

 

“El perpetrador de la aflicción ahora es tristemente Estados Unidos. Simbólicamente nuestro país ahora le está dando la espalda a los más necesitados”, agregó.

 

El gobierno reconoce en la nueva regla que empresas que contratan asilados se verán afectadas.

 

Desde que Cuccinelli asumió en junio como director interino de la USCIS, la agencia ha llevado a cabo varios cambios en el marco de la política migratoria de ‘tolerancia cero’ de Trump.

 

Entre ellos, que la agencia exigirá reembolsos totales a los patrocinadores si los inmigrantes reciben beneficios públicos; que la USCIS colabora con la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en materia de deportaciones; cambios al examen de ciudadanía y endurecimiento de los requisitos; que el gobierno negará la residencia a inmigrantes legales que reciben beneficios públicos; cambios a los programas de acción diferida; y planes para negar permisos de trabajo a solicitantes de asilo que ingresan por lugares no autorizados, entre otros.

 

A su vez, la Casa Blanca presiona para que el Congreso cambie partes clave de la Ley de Asilo para estrechar los beneficios, y urge al Congreso para que elimine leyes y acuerdos judiciales que se suman a las protecciones que reciben familias y menores cuando llegan a la frontera en busca de la protección de Estados Unidos para salvaguardar sus vidas.

Fuente: UN

eyh