El FBI arrestó a un hombre por amenazar con desatar una "guerra racial" y "matar a todos los hispanos de Miami"

Noticias Populares

Senadores demócratas presentan proyecto de ley para bloquear la nueva regla de carga pública de Trump

Un grupo de senadores demócratas presentó este martes una propuesta de ley que busca bloquear la...

Clientes de Delmarva Power obtendrán crédito después de un error de facturación

Delmarva Power actualmente está emitiendo créditos a unos 74,000 clientes después del...

Un abogado del cartel de Sinaloa que blanqueó $3.5 millones en California pasará 8 años tras las rejas

Este litigante mexicano operaba una casa de cambio que recibió los ingresos por la venta de varios envíos...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

El FBI arrestó a un hombre por amenazar con desatar una "guerra racial" y "matar a todos los hispanos de Miami"

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Según documentos legales del FBI, este hombre, quien dijo inspirarse en Adolfo Hitler y Donald Trump, amenazó con matar, torturar y violar a una mujer que conocía en Miami y a la mayor cantidad de hispanos que pudiera.

 

Un hombre de Maryland fue arrestado en Seattle el viernes luego de que el FBI dijo que había amenazado con "cometer genocidio" contra los hispanos en Miami y otras áreas del país.

 

Según la declaración jurada del FBI, a la que tuvo acceso Univision Noticias, Eric Lin, de 35 años, le envió mensajes por Facebook entre mayo y agosto a una mujer de España que él conoce. En ellos, la amenazó con violar, torturar y matarla a ella y a su familia, dijo que compartía las ideas del líder nazi Adolfo Hitler e hizo amenazas en contra de quienes hablan español y otros grupos étnicos.

 

Según el comunicado de prensa del Departamento de Justicia, el hombre buscaba "matar a todos los hispanos en Miami y otros lugares".

 

Los cargos fueron impuestos por la corte del Distrito Sur de Florida y por el FBI. Voceros de ambas oficinas le dijeron a Univision Noticias que no podían comentar ya que los casos estaban en curso.

 

Según la declaración del FBI, Lin, de Clarksburg, Maryland, fue arrestado en Seattle por cargos federales presentados en Miami de "transmisión interestatal de comunicaciones amenazadoras".

 

La mujer que puso la denuncia, identificada como C.I. en los documentos legales, dijo que Lin frecuentaba el restaurante donde ella trabaja, porque tanto en el restaurante como por Facebook le hizo comentarios sobre "tiroteos e idolización de Adolfo Hitler", según la declaración del FBI.

 

Lin le envió a C.I. mensajes desde mayo de este año diciendo que "los spics (término peyorativo para los hispanos) rabiosos como tú deben ser asesinados. ¡Con crueldad extrema!".

 

El 7 de junio, le mandó un mensaje que decía que la "dejaría vivir para que pudiera ver cómo destruyo toda tu raza"... "¡esta es una GUERRA RACIAL y TODOS ustedes MORIRÁN!". Además, dijo que la "esclavizaría, violaría y usaría como una máquina para hacer bebés" y luego la descartaría "como un pedazo de basura".

 

Lin además detalló cómo llevaría a cabo estos ataques.

 

El 8 de junio le envió este mensaje a la mujer: "Si los decido matar a ustedes spics no hay poder humano que pueda detenerme. Soy tranquilo, calmado, calculador y metódico. Empuñaré un rifle, una pistola y mi honor de SS (la policía Nazi)".

 

Lin le siguió enviando mensajes de ese estilo el 9 y 11 de junio, cuando le dijo que "nada me va a parar hasta que ¡toda su INÚTIL RAZA LATINA SEA RACIALMENTE EXTERMINADA!"

 

Un mes después, en julio, le envió un mensaje que decía que con "la autorización de Adolfo Hitler y de Dios" declaraba a las personas "españolas y que hablan español ILEGALES". Luego dijo que solo necesitaba la autorización de Dios y de Hitler para actuar. El 15 de julio le dijo que "cuando llegue el momento, mataremos a todos los p---s spics de Miami".

 

Seguidor de Donald Trump

 

El hombre además habló de su apoyo por las ideas de Trump. Dijo que el presidente hasta ahora "ha sido demasiado amable", pero que él no se restringiría.

 

"Le Doy Gracias a Dios todos los días por que el presidente Donald Trump es presidente y por que él va a lanzar una Guerra Racial y una Crusada para mantener afuera a los N---- (palabra peyorativa para las personas de raza negra), los Spics y los Musulmanes, y todas las personas no-Blancas o cualquier grupo Extranjero Étnica o Culturamente será 'puesto en línea' y con eso me refiero a que o serán enviados a 'Campos de Concentración' o serán manejados Despiadada y Vigorosamente por el Ejército de Estados Unidos".

 

Los mensajes de Lin continuaron.

 

Luego, el 4 de agosto, un hombre abrió fuego en un Walmart de El Paso, Texas, armado con un rifle de asalto. El atacante le dijo a los oficiales que estaba apuntándole a "los mexicanos". Según las autoridades, el sospechoso de 19 años confesó la masacre, en la que mató a 22 personas e hirió a decenas más. Según los reportes, el hombre había escrito un manifiesto racista denunciando una supuesta "invasión hispana", lenguaje que viene directamente de la retórica antiinmigrante del presidente y los líderes republicanos que lo apoyan.

 

Una semana después, el 12 de agosto, la madre de C.I. contactó al FBI. Según los documentos legales, Lin le había seguido mandando mensajes diciéndole que "estaba ansioso por cometer un Genocidio" y "convertir a Miami en cenizas y que cada Hombre Latino sea fusilado y cada Mujer Latina violada y cortada en pedazos".

 

El hombre le mandó muchos otros mensajes de naturaleza incluso más gráfica.

 

Lin aún no ha declarado en corte. Tuvo una audiencia judicial inicial el lunes en la corte federal de Seattle y tendrá una audiencia para fijar su fianza la próxima semana.

 

Una racha de tiroteos detenidos a tiempo

 

Este no ha sido el único arresto reciente que ha impedido ataques como el de El Paso o el de Dayton, Ohio, que ocurrió al día siguiente, un tiroteo donde murieron 10 personas y 27 más fueron heridas.

Este martes en el condado de Volusia, Florida, la policía arrestó a un joven de 15 años luego de que amenazara en un chat de video juegos con llevar “la M15 de mi padre a la escuela y matar mínimo siete personas”. El adolescente insiste en que era un chiste, dijo la policía.

 

Esto todo luego de que el fin de semana hubo cuatro arrestos similares.

 

James Reardon, 20, auto-proclamado nacionalista blanco, fue arrestado el sábado en Ohio por amenazar en Instagram con ir a disparar a un centro comunitario judío en Youngstown. El jefe de policía de Middletown Vincent D’Egidio dijo que encontraron una gran cantidad de armas y municiones. Él se declaró no culpable.

 

Thomas Matthew McVicker, 38, fue arrestado el viernes en Indianapolis porque queria llevar a cabo un tiroteo en una iglesia en Memphis, Tennessee. La madre dijo que tenia una pistola y esquizofrenia.

 

La semana pasada en Connecticut, Brandon Wagshol de 22 años fue arrestado por cargos de posesión de municiones de alta capacidad. Las autoridades dicen que tenía armas y equipo táctico y que expresó interés en Facebook de cometer un tiroteo.

 

En Daytona Beach en Florida, Tristan Scott Wix, 25, fue arrestado por enviarle mensajes de texto a su novia diciendo que quería llevar a cabo un tiroteo. “Unas 100 muertes sería bueno”, le dijo.

 

Fuente: UN

eyh