Alejandro Giammattei se proclama ganador de las presidenciales de Guatemala sin esperar resultados oficiales

Noticias Populares

EEUU comenzará a enviar a solicitantes de asilo a Guatemala tras pacto de 'tercer país seguro'

Dicha regla podría aplicarse tan pronto como en diciembre y le da la potestad al Departamento de...

Oficial de policía acusado de asalto

Un oficial de policía de Dewey Beach que golpeó a un hombre herido en una camilla y luego lo jaló...

Al menos 11 muertos y decenas de heridos deja un choque de tres autobuses en la autopista México-Pachuca

La directora de Protección Civil y Bomberos del municipio de Ecapetec, Victoria Arriaga, dijo que...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Alejandro Giammattei se proclama ganador de las presidenciales de Guatemala sin esperar resultados oficiales

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Giammattei llegará a la presidencia en un medio de una grave crisis política agudizada por la firma del acuerdo de tercer país seguro con Estados Unidos.

 

Con canción de campaña de cumbia y entre juegos artificiales, el médico de profesión Alejandro Giammattei Falla se proclamó como próximo presidente de Guatemala junto a sus seguidores en la sede nacional del partido, en la ciudad de Guatemala.

 

Aunque al momento de hacerlo, no tenía confirmación oficial por parte del Tribunal Supremo Electoral, con poco más del 90 por ciento de las mesas escrutadas la tendencia que lo separa de la exprimera dama Sandra Torres parece irreversible.

 

“Ganamos… ganamos todos, hoy gana Guatemala” dijo el político al inició de su mensaje a sus seguidores en un tono conciliador que marca un notable contraste con sus incendiarios mensajes de campaña en mitines.

 

Mientras el político invitaba a trabajar por el país el 14 de enero de 2020, cuando, de ser confirmada su victoria tomé posesión, algunos de sus seguidores se repartían codazos para subir a la tarima junto a su líder.

 

Giammattei llega a la presidencia en un contexto complicado, el mandatario saliente Jimmy Morales dejará el poder hasta dentro de cinco meses y enfrenta uno de sus mayores crisis políticas luego de la firma del acuerdo de tercer país seguro con Estados Unidos.

 

El presidente Jimmy Morales reconoció el triunfo de Giammattei.

 

Apatía electoral

Los guatemaltecos asistieron a las urnas este domingo en la segunda vuelta de la elección presidencial entre reportes de una baja asistencia a los centros de votación.

 

A dos horas del cierre de la votación, a las 4 p.m. hora local, el presidente el Tribunal Supremo Electoral, Julio Solórzano, hizo un último llamado a población para emitir su voto.

 

En la primera vuelta, el 16 de junio, la asistencia a las urnas fue del 62.16%. En esta oportunidad centros de votación en la Ciudad de Guatemala, reportaban una asistencia entre el 27 y 51%, mientras que en zonas de la provincia se registraba desde tempranas horas poca afluencia electoral.

 

Hacia las 6 de la tarde la participación en la capital de Guatemala alcanzaba el 44.97%.

 

El consorcio de organizaciones de sociedad civil, Mirador Electoral, agrupación que observa los procesos electorales en Guatemala desde el 2003, reportaba que para las 8:30 a.m. el 100% de los centros de votación se encontraba operando; y que el 97% de estos contaba con fiscales de ambos partidos para garantizar la transparencia del proceso.

 

Un pasado polémico

 

Entre el ruido de sirenas de la escolta de la Policía Nacional Civil, Alejandro Giammattei, se trasladó hacia el centro de computo del Tribunal Supremo Electoral, ubicado en el Parque de la Industria de la ciudad capital.

 

Nueve años atrás Giammattei era conducido, también entre sirenas, pero luego de su detención al intentar refugiarse en la embajada de Honduras acusado de ejecuciones extrajudiciales. El médico había ocupado el cargo de director del Sistema Penitenciario durante el gobierno de la Gran Alianza Nacional, Gana. En su gestión en el SP una intervención en el Centro Penal Pavón que dejó siete reos muertos.

 

En el 2010, el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala acusó a Giammattei, junto a otros exfuncionarios, de haber participado en la presunta ejecución extrajudicial de presidiarios dentro de la granja penal.

 

Giammattei fue acusado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad de Guatemala, CICIG, de ser parte de una estructura de ejecuciones extrajudiciales. El médico guardó prisión durante 10 meses en el centro de detención habilitado en la Brigada Militar Mariscal Zavala, hasta que el Juzgado Primero de Alto Riesgo cerró el proceso. En 2012 otro tribunal ratificó el fallo y el político fue encontrado culpable de todos los cargos.

 

Giammattei concluye así una carrera de 12 años por la presidencia del a República. El político se postuló a la presidencia por el partido oficial Gana, en 2007; y compitió dos veces más con otros dos partidos pequeños: Casa, en 2011, y Fuerza, en 2015.

 

Las elecciones generales 2019 se produjeron en medio de un atropellado proceso electoral marcado por decisiones judiciales.

 

Dos de las principales aspirantes a la presidencia, la exfiscal general Thelma Aldana, y Zury Ríos, la hija del general golpista, Efraín Ríos Montt, quedaron fuera de la contienda electoral y no participaron en los comicios por diferentes decisiones judiciales.

 

Esta campaña también fue marcada por la captura en Estados Unidos del candidato presidencial del partido Unión del Cambio Nacional (UCN), Mario Estrada Orellana, acusado de delitos de narcotráfico y de pedir financiamiento electoral al cartel de Sinaloa.

 

Estrada también fue acusado de conspirar con presuntos integrantes del cartel para financiar un atentado contra dos candidatos.

 

Giammattei y Torres se enfrentaron en la segunda vuelta electoral luego de que Torres obtuviera el primer lugar en la primera vuelta.

 

El partido de Torres, la UNE, además obtuvo un tercio de los diputados del Congreso de la República y una cuarta parte del total de alcaldías del país.

 

Mientras que el partido de Giammattei, Vamos, una décima parte de las diputaciones y alrededor de una décima parte de las alcaldías, algo que puede dificultarle el ejercicio del poder.

 

Fuente: UN

eyh