Trump pospone dos semanas las redadas masivas contra indocumentados que empezaban este domingo

Noticias Populares

"Su vida está en inminente peligro": los demócratas piden seguridad para Omar tras los mensajes racistas de Trump

Un día después de que los seguidores del presidente gritaran en un evento de campaña 'Envíenla de...

Rayos causan 3 incendios en Sussex County

Las autoridades declararon que la tormenta eléctrica que azotó el condado de Sussex el miércoles...

Trump insiste en un proyecto de reforma migratoria que no cuenta (por ahora) ni con el apoyo de su partido

El presidente vuelve a insistir en un proyecto basado en un fuerte componente de seguridad...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Trump pospone dos semanas las redadas masivas contra indocumentados que empezaban este domingo

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El viernes, distintos reportes de medios que citaban fuentes del Departamento de Seguridad Nacional aseguraban que la madrugada del domingo el Servicio de Inmigración y Aduanas comenzaría a detener a inmigrantes en 10 ciudades del país.

Pero el mandatario cambio la seña este sábado a pedido de los demócratas.

 

El presidente Donald Trump anunció este sábado que a pedido de los demócratas pospone por dos semanas las redadas masivas con las que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) comenzaría el domingo a arrestar a inmigrantes con órdenes de deportaci´on en 10 ciudades del país.

 

"He retrasado el proceso de remoción de inmigración ilegal (deportación) por dos semanas para ver si los demócratas y los republicanos pueden reunirse y buscar una solución al asilo y a los problemas en la frontera sur. ¡Si no, comienzan las deportaciones!", escribió en su cuenta de Twitter. El mandatario revirtió temporalmente la medida luego de que a inicios de semana amenazara con que "millones" de personas serían expulsadas de Estados Unidos.

 

Este viernes, fuentes del Departamento de Seguridad Nacional confirmaron que el operativo para arrestar a unas 2,000 familias de inmigrantes —conocido como 'Operación Familia'— comenzaría en ciudades como Atlanta, Baltimore, Chicago, Denver, Houston, Los Ángeles, Miami, Nueva Orleans, Nueva York y San Francisco. Habían dicho que duraría varios días.

 

En ellas, la mayoría ciudades santuario, algunas de sus autoridades habían condenado la decisión desde el mismo día del anuncio y habían asegurado que sus policías no cooperarían con ICE ni llevarían a cabo tareas que son responsabilidad de las autoridades federales, como mantener detenidos en las cárceles a inmigrantes que el gobierno considera "deportables" a pedido de ICE.

 

En el caso de Chicago, por ejemplo, su alcaldesa Lori Lightfoot ordenó incluso a la policía que bloqueara el acceso de la agencia federal a sus bases de datos. Otros pidieron a la comunidad no entrar en pánico e informarse sobre sus derechos.

 

Desde inicios de la semana, el director en funciones de ICE, Mark Morgan, informó que en febrero la agencia federal había enviado cartas a unas 2,000 familias de indocumentados que llegaron recientemente al país en busca de asilo, indicándoles que quedaron sujetas a deportación tras concluir sus procesos y recibir por parte de la corte una orden de expulsión.

 

Este sábado, Trump dijo a reporteros desde la Casa Blanca que el foco de las operaciones serían pandilleros de la MS-13, aunque otras autoridades habían hablado de familias. Ya en ese momento, el mandatario aseguraba que sabía que algunas de las ciudades en la mira de ICE se opondrían a la decisión.

 

Pero no fueron solo los alcaldes de las ciudades target de ICE los que reaccionaron con el anuncio. Organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) también le reclamaron al gobierno de Trump su estrategia de "seguir golpeando con miedo el corazón de nuestras comunidades", como escribió en Twitter Cecilia Wang, la subdirectora legal. ACLU —igual que hicieron la mayoría de los alcaldes— también informó de herramientas para que la comunidad indocumentada pudiera estar preparada ante las inminentes redadas anunciadas.

 

Organización y presupuesto

 

Fuentes del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) al tanto de los planes de la Casa Blanca y que pidieron anonimato dijeron a Univision Noticias el viernes que la organización de un plan de arrestos para deportar a miles de personas requiere un nivel de organización "enorme" que hasta ahora no se ha implementado.

 

Señalaron además que las agencias involucradas en este tipo de actividades cuentan con un presupuesto mínimo que se refleja en el pedido de fondos de emergencia al Congreso que hasta ahora no ha sido aprobado.

A comienzos de mayo, el presidente Donald Trump le pidió al Congreso otros $4,500 millones en fondos de emergencia para lidiar con la crisis en la frontera sur, donde la Patrulla Fronteriza registró en mayo la llegada de una cifra récord de inmigrantes en busca de asilo: fueron más de 130,000 en ese mes.

 

De acuerdo con datos de la ICE, la agencia tiene en sus manos poco más de un millón de órdenes finales de deportación. “Pero conocer sus paraderos requiere un complejo trabajo de inteligencia”, indicaron las fuentes.

 

Fuente: UN

eyh