Mató a una familia hispana por manejar ebria, ¿es suficiente que pase 30 años en prisión?

Noticias Populares

López Obrador y Trump conversaron por teléfono sobre el tema migratorio y planes para Centroamérica

El mandatario mexicano dijo por Twitter que habló con su par estadounidense "en términos...

Hurto en Seaford conduce a arresto por drogas

Tres personas fueron arrestadas por drogas luego de un incidente de robo en Seaford, según la...

"El narcotráfico no depende de una persona": así se autoincriminó 'El Chapo' en su propio juicio

Cinco segmentos de la entrevista en video publicada por la revista 'Rolling Stone' se escucharon...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Mató a una familia hispana por manejar ebria, ¿es suficiente que pase 30 años en prisión?

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

“Quisiera que esto nunca hubiera ocurrido”, expresó entre lágrimas la responsable del choque automovilístico en el que murieron seis personas hace cuatro años.

Pero algunos usuarios de las redes sociales creen que una condena a tres décadas en la cárcel se ha quedado corta.

 

Cuatro miembros de tres generaciones de una familia que hace dos décadas vino a Los Ángeles proveniente del estado de Jalisco perdieron la vida trágicamente el 9 de febrero de 2014. Regresaban a su casa después de visitar un casino en Inland Empire. Cuando su camioneta SUV circulaba por la carretera 60 fue impactada de frente por un auto deportivo que iba en sentido contrario y a más de 100 millas por hora. La conductora responsable, Olivia Cilbreath, estaba ebria.

 

Milagrosamente Olivia sobrevivió al tremendo impacto. Sin embargo, también fallecieron las dos pasajeras a bordo de su deportivo: su hermana Maya Culbreath, de 24 años; y Kristin Melissa Young, de 21. Su imprudencia dejó un saldo de seis muertes, un sobreviviente con secuelas físicas y una joven hispana que por ese accidente perdió a toda su familia: sus padres, abuela y hermana menor.

 

“Mi madre siempre cuidó a su familia. Era una mujer trabajadora, iba a su trabajo en el autobús todos los días y trabajaba muchas horas”, relató con pesar esa huérfana, Maricruz Mejía, en la audiencia condenatoria del juicio contra Olivia este miércoles. Hace cuatro años, ella se las tuvo que arreglar sola para sepultar a sus familiares en Jalisco, el cual era el deseo de su abuela.

 

Sus familiares fallecidos eran su padre Gregorio Mejía Martínez, de 47 años; su madre Leticia Ibarra, de 42; su hermana menor Jessica Jasmine Mejía, de 20; y su abuela Ester Delgado, de 80.

 

“Maricruz perdió a su mamá, a su papá, a su hermana y a su abuela, es una huérfana”, lamentaba su pariente Marco Fregoso, hace cuatro años, antes del servicio fúnebre de los Mejía, que durante muchos años vivieron en el Este de Los Ángeles y luego de mudaron a Huntington Park.

 

“¿Solo 30 años?”, las reacciones en internet

 

Después de las emotivas palabras de Maricruz el miércoles, la jueza Lisa B. Lench sentenció a Olivia a 30 años de prisión con la posibilidad de que la condena se extienda a cadena perpetua. En mayo ella se declaró culpable de seis cargos de asesinato en segundo grado.

 

“Lo siento mucho, le pido a Dios todos los días que le dé consuelo a quienes les hice tanto daño”, dijo con lágrimas Olivia, de 26 años, en el tribunal. “Quisiera que esto nunca hubiera ocurrido. Cada día despierto y deseo que no hubiese pasado”, agregó.

 

En 2010, ella fue declarada culpable por conducir ebria (DUI) en el condado de San Bernardino y luego fue citada por lo menos en dos ocasiones por violaciones de tránsito, según las autoridades. Entonces tenía 17 años. Le quitaron las restricciones a su licencia de manejo solo una semana antes del choque de 2014.

 

Su abogado pidió que la condenaran a 15 años de cárcel, pero la jueza Lench rechazó su solicitud.

 

Tras conocerse la sentencia que recibió Olivia algunos usuarios de las redes sociales respondieron enfadados por considerar que el castigo se había quedado corto.

 

“Ella mató a seis personas. 30 años no es suficiente”, expresó una persona identificada como Venessa Kilpatrick. “¿Solo 30 años? (…) Ella merece más”, dijo –por su parte– Jess Thorn.

 

Otros, en cambio, reflexionaron sobre el hecho de que Olivia también perdió a un familiar por sus acciones irresponsables y que pagará su falta pasando un largo período tras las rejas. “Siento empatía por la séptima vida perdida en la cárcel”, comentó Cris LaBossiere en Twitter.

 

Fuente: UN

eyh