"Es como una represa rompiéndose": cientos de inmigrantes son liberados en Arizona porque ICE no tiene donde albergarlos

Noticias Populares

Juez bloquea la orden ejecutiva de Trump que niega el asilo a los migrantes que llegan a la frontera

Un juez de San Francisco aseguró en un fallo temporal que "cualquiera que sea el alcance de la...

La Vicegobernadora y su equipo distribuyen Narcan en Seaford

La Vicegobernadora Bethany Hall Long salió a las calles de Seaford con miembros de su Behavioral...

Sube a 77 la cifra de muertos por los incendios en California y cientos continúan desaparecidos

Pese a que las lluvias pronosticadas podrían ayudar a aplacar las llamas que han matado a 77...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

"Es como una represa rompiéndose": cientos de inmigrantes son liberados en Arizona porque ICE no tiene donde albergarlos

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Desde junio inició una oleada masiva de familias y menores que llegan solos a EEUU: más de 1,200 inmigrantes han sido detenidos tras cruzar la frontera y esperar que la Patrulla Fronteriza llegue por ellos.

Esto provocó una crisis por falta de espacio en los centros de detención y ICE ha optado por liberarlos.

 

Las autoridades migratorias decidieron liberar a cientos de indocumentados procedentes de Centroamérica, la mayoría guatemaltecos, porque no tienen espacio para mantenerlos detenidos.

 

Un grupo de más de 100 personas llegó este fin de semana a una iglesia de Tucson tras ser liberados después pasar varios días bajo custodia. De inmediato voluntarios se organizaron en un gimnasio para recibirlos y les entregaron ropa, juguetes y alimentos donados.

 

De acuerdo con Teresa Cavendish, miembro del Servicio de Comunidades Católicas, la liberación de alrededor de 700 inmigrantes, padres con niños y algunas mujeres embarazadas, parece ser parte de una decisión a nivel federal.

 

Un alto funcionario del Departamento de Seguridad Nacional dijo a NBC News que las liberaciones es como el "comienzo de una represa rompiéndose" luego de que las instalaciones para detener a familias inmigrantes alcanzaron su capacidad.

 

El funcionario indicó además que esto comenzará a experimentarse pronto a todo lo largo de la frontera sur.

 

El 20 de junio de este año el presidente Donald Trump canceló la política de separación de familias en la frontera mediante una orden ejecutiva. Tres días después, se entregó a la Patrulla Fronteriza el primer grupo grande de familias y menores solos en Arizona.

 

Desde ese entonces hasta la fecha la Patrulla Fronteriza ha detenido a más de 1,200 inmigrantes, todos en la misma área cerca del puerto fronterizo de Lukeville, al este del desierto.

 

Los inmigrantes liberados en Tucson dijeron que habían llegado a la frontera hace una semana y que estuvieron detenidos en varias instalaciones. Por política la Patrulla Fronteriza no puede mantener a un inmigrante detenido en sus instalaciones por más de 48 horas.

 

Algunos de los inmigrantes fueron dejados en libertad con un dispositivo rastreador GPS en su tobillo, después de obtener su libertad ellos buscan a un familiar o a un amigo que compre su boleto de autobús para viajar a su destino, muchos se dirigen a Tennessee, Texas y Florida.

 

Otro grupo de inmigrantes está siendo recibido en Casa Alitas, un albergue que se inauguró entre mayo y julio 2014 cuando se dio la masiva llegada de menores solos y familias a la frontera. En este lugar los inmigrantes se duchan, les ofrecen una comida caliente y se cambian de ropa, mientras resuelven el viaje a su destino.

 

Mientras tanto, dos autobuses con más de 100 inmigrantes llegaron a la iglesia Shadow Rock, en Phoenix, donde eran esperados con alimentos y ropa. Esta iglesia es reconocida porque ofreció santuario a cinco inmigrantes cuando intentaban evadir órdenes de deportación.

 

Una situación similar se vivió en verano de 2014, cuando se dio la crisis de la frontera con la llegada masiva de familias y menores solos por Texas y Arizona. En ese entonces, el gobierno los dejaba en las estaciones de Greyhound de Tucson y Phoenix para que tomaran su camino a otras ciudades del país desde donde deben continuar su proceso migratorio.

 

ICE no tiene donde albergarlos

 

La Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) dijo que después de décadas de inacción por parte del Congreso, el gobierno sigue gravemente limitado en su capacidad para detener y remover rápidamente a las familias que no tienen base legal para permanecer en Estados Unidos.

 

“Como resultado, las unidades familiares continúan cruzando la frontera en grandes volúmenes y es probable que continúen haciéndolo, ya que no tienen consecuencias por sus acciones”, dijo a Univision Noticias Yasmeen Pitts O’Keefe, vocera de ICE.

 

O’Keefe explicó que antes de liberar a una familia dentro del tiempo asignado por las decisiones judiciales que interpretan el Acuerdo de Flores, ICE revisa su plan posterior a la liberación, lo que incluye asegurarse de que tengan los medios para llegar a un destino final dentro del país. Este es un proceso intensivo en tiempo y recursos que puede demorar varios días la liberación de una familia, mientras que ICE confirma las rutas de los autobuses, coordina con las organizaciones no gubernamentales (ONG) y se comunica con los miembros de la familia.

 

“No hay ningún requisito de que esta revisión se realice, es un proceso autoimpuesto e instituido por ICE”, enfatizó O’Keefe.

 

Ante la llegada masiva de familias a la frontera de Arizona, ICE ya no tiene la capacidad de realizar estas revisiones sin arriesgarse a violar las limitaciones del Acuerdo Flores en la duración de la estadía de menores en custodia tanto de CBP como de ICE. Para mitigar ese riesgo, ICE comenzó a reducir esas revisiones en Arizona a partir del domingo 7 de octubre.

 

Para llevar a cabo estos procesos ICE alertó a los funcionarios locales y estatales y contactó a organizaciones no gubernamentales en el área que están preparadas para brindar asistencia con el transporte y otros servicios.

 

Sin embargo, O'Keefe recalcó que la seguridad de quienes se encuentran bajo la custodia de ICE sigue siendo la máxima prioridad de la agencia, con especial atención a las poblaciones vulnerables. Las determinaciones de liberación se seguirán haciendo caso por caso.

 

Así mismo, indicó que las unidades familiares se inscribirán en el programa Alternativas a la Detención de ICE, se emitirán órdenes de reconocimiento antes de su liberación y a todos se les entrega un aviso para presentarse a una corte de inmigración.

 

La crisis real en la frontera de Arizona

 

“Estamos viviendo la crisis real, cientos de familias cruzando la frontera y siendo liberadas porque las autoridades no tienen donde mantenerlas”, dijo a Univision Noticias Juanita Molina, directora de Acción Fronteriza en Arizona.

 

Molina mencionó que organizaciones proinmigrantes en Arizona se unieron para apoyar a estas familias que están siendo trasladadas a lugares donde puedan permanecer más tiempo. En varios lugares de Tucson voluntarios ha llegado a dejar donaciones de ropa y comida.

 

El número de familias en su mayoría centroamericanas, que huyen de la violencia y la pobreza, se ha incrementado en los últimos cuatro años. Ahora, en lugar de evadir a la Patrulla Fronteriza, las familias esperan a que los agentes las detengan para que puedan solicitar asilo.

 

En el sector de Yuma las autoridades fronterizas detuvieron en agosto a 17,000 familias y menores que viajaban solos. Alrededor del 75% del total de arrestos realizados en esa área en el año fiscal 2018 son unidades familiares y menores que viajan solos.

 

En Tucson, los agentes de la Patrulla Fronteriza detuvieron a unos 8,500 menores y familias durante el mismo período de tiempo, pero contrario a Yuma estos arrestos representan el 18% del total de arrestos.

 

Fuente: UN

eyh