Fiscal general designa a más de 40 nuevos jueces de inmigración: "El número de extranjeros ilegales caerá"

Noticias Populares

ICE ha arrestado a indocumentados que han acudido a reclamar a niños sin papeles, según reportes

CNN informó que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas ha detenido en meses recientes a...

Mujer pierde la vida después de ser golpeada por un tren en Georgetown, 2 en estado crítico

Una mujer murió y dos hombres se encuentran en estado crítico después de ser golpeados por el tren la...

Nuevo reglamento deja a jueces de inmigración con una sola opción en casos pendientes de deportación

Abogados consultados advierten que los cambios de procedimiento provocarán daños gigantescos a...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Fiscal general designa a más de 40 nuevos jueces de inmigración: "El número de extranjeros ilegales caerá"

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El fiscal general defendió este lunes a capa y espada la política migratoria de Trump diciendo que “es perfectamente legítimo, moral y decente que una nación tenga un sistema legal de inmigración y haga cumplir el sistema que adopta”.

 

“Nuestro objetivo no es simplemente enjuiciar más, sino disuadir y poner fin a la ilegalidad. Para eso estamos decididamente comprometidos”, dijo este lunes el fiscal general, Jeff Sessions, durante la juramentación de 44 nuevos jueces de inmigración. Y prometió que “el número de extranjeros ilegales y el número de reclamos sin fundamento, caerán”.

 

El discurso dibuja la política migratoria que el presidente Donald Trump ha venido implementando desde que llegó a la Casa Blanca el 20 de enero de 2017. Y también corrobora los temores de demócratas y republicanos moderados: para construir su reforma migratoria, Trump no ha requerido de la aprobación del Congreso. Le basta hacerlo a golpe de memos y órdenes ejecutivas.

 

"Cada uno de ustedes va a tener un rol clave en nuestro sistema legal y no tengo dudas de que ustedes van a estar a la altura de esta tarea", dijo Sessions en Falls Church, Virginia, y anunció que el gobierno tiene planes de aumentar en un 50% el número de jueces de inmigración.

 

"No vamos a parar aquí, vamos a agregar aún más al cierre del año calendario, para un objetivo de que haya un incremento de 50% en el número de jueces desde el inicio del gobierno", prometió.

La visión de Sessions

 

Para el fiscal general “el sistema de asilo ha sido objeto de abuso durante años en detrimento del estado de derecho”, y el temor a regresar al país de origen ha transformado el arresto directo por entrada ilegal a un proceso legal prolongado, en el que un extranjero puede ser liberado en Estados Unidos y posiblemente nunca se presente para una audiencia de inmigración”.

 

También criticó la política de capturar y liberar (catch and release) y indicó que, “nuestro sistema no fue diseñado para manejar miles de nuevas solicitudes de asilo todos los meses de individuos que inundaron ilegalmente la frontera”.

 

Dijo que a partir de 2009 “más y más extranjeros que pasaron una revisión de miedo creíble inicial con un agente de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), fueron liberados a la espera de una audiencia completa”.

 

Números oficiales

 

Sessions advierte que “se crearon poderosos incentivos para que los extranjeros vengan aquí ilegalmente y reclamen temor a regresar”, un argumento que terminó permitiendo que miles de extranjeros vinieran y permanecer en Estados Unidos de una manera u otra.

 

“Los resultados fueron completamente predecibles. La cantidad ilegales ha aumentado. Los reclamos de miedo creíble se han disparado, y el porcentaje de solicitudes de asilo que los jueces consideraron meritorios disminuyó”, dijo Sessions.

 

La defensa de Sessions

El fiscal general defendió este lunes a capa y espada la política migratoria de Trump diciendo que “es perfectamente legítimo, moral y decente que una nación tenga un sistema legal de inmigración, y haga cumplir el sistema que adopta”.

 

“Ninguna nación grande y próspera puede tener un sistema de bienestar generoso de fronteras abiertas. Tal política es, a la vez radical y peligrosa. Debe ser rechazada de forma inmediata. Las fronteras abiertas son directamente contrarias a la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA) que rige nuestro trabajo. El INA no es perfecto, pero claramente establece un esquema racional de inmigración que le dice a nuestros agentes y jueces quién será admitido, cuántos y en qué circunstancias”.

 

Luego mencionó las órdenes que su ministerio ha emitido en materia migratoria desde que Trump se instaló en la casa Blanca.

 

  • Contratación de nuevos jueces
  • Cuotas de casos resueltos
  • Eliminación del poder para cancelar administrativamente casos de deportación
  • Acelerar los juicios de inmigración
  • Rechazar la violencia doméstica como causa de asilo
  • Aumentar los requisitos para ganar un caso (y con ello acelerar la emisión de órdenes de deportación)
  • Eliminar la política del catch and release
  • Aumentar los requisitos para ganar un caso de asilo
  • Implementación de la política de tolerancia cero en la frontera
  • Presentar cargos criminales a los extranjeros que ingresan al país por lugares no autorizados
  • Separaciones forzosas de familias
  • Castigar severamente el contrabando humano
  • Permitir que los jueces aprueben un caso solo si existe “una buena causa”
  • Anuncio de retiro del acuerdo judicial Fliores de 1997 para mantener privados de libertad a menores inmigrantes por tiempo indefinido y garantizar que sean deportados.

 

Según el fiscal general, “el motivo del descenso se debe a que la gran mayoría de las solicitudes de asilo actuales no son válidas. Durante los últimos cinco años solo se ha encontrado que el 20% de los reclamos son meritorios después de una audiencia ante un Juez de Inmigración”.

 

“En 2009 el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) llevó a cabo más de 5,000 revisiones de entrevistas de miedo creíble. Para 2016, solo siete años después, ese número había aumentado a 94,000”, dijo Sessions. “El número de estos extranjeros colocados en los procedimientos judiciales de inmigración pasó de menos de 4,000 a más de 73,000 en 2016, un aumento de casi 19 veces, abrumando al sistema y dejando enterrados reclamos legítimos”, indicó.

 

Sessions dijo que el gobierno entiende “que a todos se les debe respetar el debido proceso migratorio, pero no podemos abandonar la disciplina legal”. También prometió que “el número de reclamos sin fundamento caerán” y que el gobierno seguirá implementando medidas similares para asegurar la frontera.

 

Qué ocultó el fiscal general

 

El optimismo de Session, sin embargo, oculta al menos siete fallos del gobierno de Trump en su empeño por modificar el sistema migratorio imperante.

 

  1. El 5 de septiembre del año pasado Sessions canceló este programa que ampara de la deportación a unos 700,000 soñadores aduciendo que era ilegal. Cuatro meses más tarde, un tribunal de California lo restableció, y luego otras dos cortes fallaron a favor del beneficio.
  2. Separación forzosa de familias. Entre el 5 de mayo yu el 9 de junio, el DHS separó a más de 2,600 familias tras presentar cargos criminales a los adultos por ingreso ilegal al país. Una corte federal del sur de California en San Diego dictó que la política era ilegal y ordenó al gobierno reunificar a la totalidad de los afectados. A la fecha más de 470 menores permanecen bajo el cuidado del gobierno y la mayoría de sus padres fueron deportados solos.
  3. Rechazo republicano a la reforma migratoria de Trump. La bancada republicana en ambas cámaras ha rechazado los planes del presidente de aprobar su reforma migratoria. Trump insiste en que los responsables de la derrota son los demócratas.
  4. Falta de apoyo bipartidista en ambas cámaras para aprobar una reforma migratoria. La Casa Blanca no ha logrado un acuerdo que permita al legislativo modificar y/o modernizar la ley de inmigración que, por un lago el gobierno critica, pero por otro justifica los cambios que anuncia el fiscal general Sessions.
  5. Rechazo a demanda que cuestionaba la legalidad de DACA. Una corte federal del Sur de Texas, en Houston, desestimó una demanda de 10 estados que solicitó declarar ilegal e inconstitucional DACA. El fallo representó otra fuerte derrota para el gobierno de Trump.
  6. Crisis migratoria y humanitaria en Centroamérica que a partir de mediados de 2013 incrementó la llegada de inmigrantes en la frontera sur de Estados Unidos con México en busca de asilo para salvar sus vidas.
  7. Crisis migratoria de venezolanos que llegan a Estados Unidos en busca de refugio.

 

Fuente: UN

eyh