“¿Dónde están los niños, Mitch?”: activistas acosaron al senador McConnell en un restaurant

Noticias Populares

Gobernadores, generales y policías: la nómina de 'El Chapo' expuesta en el juicio contra el capo

Para proteger sus operaciones de contrabando de narcóticos, extender su dominio y cuidar a los...

Hombre de Salisbury enfrente cargos por armas y drogas después de parada de tráfico

La Oficina del Sheriff del Condado de Wicomico declaro que un hombre de Salisbury enfrenta cargos...

Testimonio del hermano de 'El Mayo' Zambada hunde a 'El Chapo' Guzmán en la corte

La detallada descripción que hizo Jesús Zambada sobre las operaciones de tráfico de cocaína desde...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

“¿Dónde están los niños, Mitch?”: activistas acosaron al senador McConnell en un restaurant

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Media docena de personas persiguieron y gritaron consignas al líder de la mayoría republicana en el Senado al salir de un restaurante en Louisville, Kentucky.

 

Un grupo de demócratas del ala radical socialista y otros manifestantes persiguieron y gritaron consignas contra al líder de la mayoría en el Senado, Mitch McConnell, este sábado en el estacionamiento de un restaurante en Louisville, Kentucky, reclamando la política migratoria del gobierno de Donald Trump que separó a miles de niños de sus padres inmigrantes en la frontera.

 

"¿Dónde están los niños, Mitch?", preguntó al senador uno de ellos, en alusión a los más de 2,300 menores que todavía no han sido reunidos en su totalidad con sus padres, como lo ordenó un juez hace dos semanas.

 

La protesta contra McConnell es la segunda que ocurre en dos semanas y la más reciente en una serie de confrontaciones a dirigentes republicanos. Antes también fueron objeto de reclamos directos el exdirector de la Agencia de Protección Ambiental Scott Pruitt, y la esposa de McConnell, Elaine Chao, que también es la secretaria de Transporte de Trump, y la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen.

 

McConnell, que apoya la detención de familias de la administración Trump que cruzan ilegalmente la frontera, se opuso a la política efímera del presidente de separar a los padres de sus hijos.

 

Cuando salía este sábado del restaurante Bristol Bar & Grille, en su ciudad natal, con una camisa a cuadros metida en sus pantalones jeans y dos compañeros de comedor a su lado, fue abordado por media docena de manifestantes.

 

Dio la casualidad de que cientos de personas protestaban frente a la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas de Louisville, a poca distancia del restaurante. Entre ellos se encontraban los líderes del capítulo local de los Socialistas Democráticos de América, cuya fama nacional ha estado creciendo desde que uno de sus miembros, Alexandria Ocasio logró vencer en una primaria en Nueva York al veterano congresista Joseph Crowley, quien contaba con 10 periodos en el Capitolio.

 

Alguien vio a McConnell en el restaurante y le pidió a través de redes sociales ayuda para confrontarlo. Fue cuando llegaron manifestantes de la otra protesta.

 

El portavoz de McConnell, David Popp, declaró al diario The Washington Post poco después del incidente: "Si el líder comenta que un puñado de manifestantes extremistas lo ha llamado fascista y partidario de ICE, entonces se lo haré saber".

 

Los manifestantes persiguieron a McConnell y grabaron la protesta con sus teléfonos celulares. "¡Váyase!", “A su casa”, le gritaron al senador. Aunque algunos fueron más allá: “Sabemos dónde vives Micht!”.

 

Rápidamente, el directorio de los demócratas socialistas se desmarcó de ese comentario: "Esta persona no es miembro de DSA, ni sabemos quién es ni a qué se refería con esa declaración".

Fuente: UN

eyh