Trump, inmigrantes y muro: candidatos presidenciales de México exponen su política migratoria en la frontera

Noticias Populares

En un año el Ejército de EEUU expulsó a 500 inmigrantes que reclutó

Una investigación llevada a cabo por The Associated Press encontró que en la mayoría de los casos...

Plantas de pollo del condado de Sussex destacadas en informe de contaminación del agua

Allen Harim Foods, Mountaire Farms y Perdue tienen mucho en común.

El gobierno publica la nueva regla que afectará a inmigrantes que se beneficien de ayuda pública

El reglamento quedó abierto al comentario público por espacio de 60 días, hasta el 10 de diciembre.

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Trump, inmigrantes y muro: candidatos presidenciales de México exponen su política migratoria en la frontera

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Con la temática 'México en el mundo' y desde la ciudad fronteriza de Tijuana, el segundo debate entre aspirantes a la presidencia de ese país cumplió su cometido de ser histórico al permitir por primera vez la participación del público, lo que llevó a una conversación más fluida.

No faltaron las acusaciones, pero en este encuentro hubo más intercambio de propuestas.

 

Muy cerca de la frontera con Estados Unidos, a solo unas millas del otro México, el que conforman 36.3 millones de personas que viven detrás del 'muro', los cuatro políticos que buscan convertirse en el siguiente presidente mexicano propusieron en un segundo debate defender y exigir un trato digno para los inmigrantes durante el gobierno Trump, proteger a los centroamericanos en su tránsito por territorio mexicano, así como atender las causas de la migración y el crimen.

 

Los cuatro aspirantes (esta semana renunció la única candidata, la independiente Margarita Zavala) se vieron las caras esta vez en un foro con formato inédito donde se habló de 'México en el mundo'. En el gimnasio de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) campus Tijuana, discutieron con mayor agilidad que en otras ocasiones temas como: comercio exterior, crimen transfronterizo y derechos de los migrantes.

 

Los candidatos Andrés Manuel López Obrador, de la coalición izquierdista Juntos haremos historia; José Antonio Meade, de la coalición oficialista Todos por México; Ricardo Anaya, de la coalición Por México al frente; y el candidato independiente Jaime Rodríguez Calderón, apodado 'El Bronco', intercambiaron sus ideas y propuestas a un par de millas del lugar en San Diego, California, donde el gobierno de Donald Trump construyó los ocho prototipos del muro que pretenden separar definitivamente a México y EEUU.

 

"Lo primero que tenemos que hacer es despegarnos de los gringos y ponerlos en su lugar. Hablarle al presidente americano como se le habla a un presidente", dijo Rodríguez Calderón, el primero en tomar la palabra en este foro. 'El Bronco' aseguró que de ganar la elección de este 1 de julio hará acuerdos con Asia y Sudamérica, invertirá en el campo, generará empleos y se enfocará en las ciudades fronterizas.

 

"Tenemos que hablarle claro al presidente Trump", advirtió y agregó que "tenemos la capacidad de negociar y mercadear en cualquier parte del mundo".

 

López Obrador, por su parte, reclamó que los gobernantes de México no han tenido la autoridad moral para enfrentar al presidente de EEUU. "Si nos amenazan con construir muros, con militarizar la frontera, con perseguir a nuestros paisanos, lo que tenemos que hacer es fortalecer nuestra economía para que la gente no tenga la necesidad de emigrar", expresó.

 

"Trump va a tener que aprender a respetarnos", agregó el candidato de izquierda.

 

Al respecto, Meade dijo: "Cada vez que nos insulta, nuestros migrantes, su vida y su dignidad corren peligro. En mi gobierno no permitiremos ningún acuerdo que no esté basado en el respeto".

 

Al candidato oficialista le cuestionaron sobre su forma de actuar siendo titular de la Cancillería durante las duras declaraciones de Trump cuando era aspirante presidencial. Este aseguró: "Fuimos claros en hablar del racismo y la ignorancia".

 

Anaya, por su parte, mostró una posición más dura al respecto y mencionó que la reunión que hubo entre Trump y el presidente Enrique Peña Nieto cuando el mandatario mexicano lo recibió en su país "no solo fue un error, sino una humillación al pueblo de México". Por eso afirmó que él sí "va a ser un presidente que actúe con dignidad".

 

Parafraseando un escrito del historiador Enrique Krauze, expresó: "A los tiranos no se les apacigua, se les enfrenta".

 

Los cuatro aspirantes sí coincidieron en algo, criticaron la construcción del muro que dividiría a México y EEUU.

 

Un debate distinto, pero agresivo

 

El debate estilo town hall, involucrando por primera vez en la historia de este país la presencia y participación del público, fue moderado por los periodistas León Krauze, conductor de los noticieros de Univision en Los Ángeles, y Yuriria Sierra, de Imagen TV. Este formato les permitió interactuar con los candidatos y pedirles que precisaran algún punto en concreto. Únicamente 42 personas acudieron al foro y seis elaboraron preguntas a los aspirantes presidenciales.

 

Unos 400 estudiantes de la UABC siguieron de cerca este debate desde un teatro. Afuera de la universidad, decenas de simpatizantes de las tres coaliciones políticas se congregaron en esquinas distintas apoyando a sus candidatos. Varios policías estatales y federales los observaban de cerca mientras aquellos tocaban tambores, sostenían letreros y vitoreaban a sus representantes.

 

El Instituto Nacional Electoral (INE), órgano encargado de las votaciones en México, seleccionó los temas relacionados con la frontera tras encuestar a 1,200 personas. Como resultado, separó este debate en tres bloques temáticos: comercio exterior e inversión, seguridad fronteriza y combate al crimen transnacional, y derechos de los migrantes.

 

Al desarrollar sus propuestas, los cuatro candidatos le guiñaron el ojo a los mexicanos en EEUU que ya obtuvieron una credencial del INE. Aunque parece que su participación no tendrá tanto peso. Si bien más de 500,000 mexicanos que viven en EEUU tramitaron la tarjeta, el número más grande desde que se estableció en 2006 el sistema que les permite sufragar desde el extranjero, apenas alrededor del 20% había logrado inscribirse en la Lista Nominal de Electores Residentes en el Extranjero (LNERE), requisito indispensable para poder votar.

 

Ante estas cifras, unos ven el vaso medio lleno y otros, medio vacío. Mientras funcionarios electorales afirman que sus paisanos al otro lado de la frontera podrían inclinar la balanza el 1 de julio, activistas en California dudan que estos definan la contienda. En la elección presidencial de 2012, cuando ganó Enrique Peña Nieto, apenas sumaron 42,000 votos.

 

Esta participación es desalentadora considerando que el padrón para esta elección presidencial ronda los 85 millones de votantes.

 

A la pregunta de un veracruzano que vivió en EEUU durante 13 años sobre los bajos sueldos en México, los candidatos dijeron que se comprometerán a incrementar el salario mínimo y ofrecer más oportunidades.

 

"Tenemos que lograr que el comercio y la inversión nos ayuden a cerrar esas brechas", dijo el oficialista Meade.

López Obrador, por su parte, señaló que planea incluir la disparidad salarial en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte. "Eso es totalmente injusto, no podemos hablar de un acuerdo comercial si no se busca la igualdad en los salarios", expresó.

 

De las remesas a la defensa

 

En números fríos, la aportación de los migrantes es importante para la economía mexicana. Muchos de ellos contribuyeron este año a alcanzar un máximo histórico de envío de remesas a México, sumando 2,620 millones de dólares solo marzo. En 2017, mandaron $28,771 millones a sus familiares.

 

Los candidatos mencionaron esa contribución. Rodríguez Calderón dijo que utilizará el 5% de ese monto "para la defensa completa del migrante".

 

Según el Censo, la población de origen mexicano en EEUU estaba conformada en 2016 por 36.3 millones de personas. De estos, 11.7 millones nacieron en México. Este grupo equivale al 30% de los mexicanos en todo el mundo. Solo en California vive la mayor cantidad de mexicanos, después de México. Allí residen casi la mitad de los inmigrantes de ese país en EEUU. Los Ángeles, en particular, es la segunda ciudad con más originarios de ese país después de la Ciudad de México.

 

Muchos ahora viven con el temor de ser detenidos, deportados y ser alejados de sus familias por las duras políticas migratorias de Trump. Se estima que 5.6 millones de mexicanos no tienen papeles. Por ello son el principal blanco de los operativos del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE). Solo durante el primer trimestre de este año 53,764 mexicanos fueron deportados y más de 130,000 fueron detenidos por las autoridades migratorias.

 

López Obrador propuso convertir los 50 consulados de México en EEUU en procuradurías de la defensa de los migrantes. "Los vamos a proteger", dijo AMLO. "Si es necesario vamos a acudir a la ONU para defender los derechos humanos de los migrantes".

 

Anaya prometió duplicar el presupuesto de los consulados; mientras que Meade dijo que destinaría fondos para la contratación de más abogados que se enfoquen en "la defensa férrea de nuestros migrantes, pero trabajando con las autoridades locales".

 

Al hablar sobre los migrantes centroamericanos, de los cuales la gran mayoría son abusados por las autoridades mexicanas, los aspirantes coincidieron en que velarán para ofrecerles un mejor trato.

 

"Tenemos que tratarlos bien. El término humano se ha ido perdiendo en los gobiernos", criticó 'El Bronco'. "Quien viene huyendo de la violencia, de un desastre natural debe ser recibido con los brazos abiertos", opinó por su parte Anaya.

 

Los golpes bajos

 

En este debate continuaron los ataques, sobre todo entre los candidatos que lideran las encuestas, AMLO y Anaya. "No voy a caer en provocación", afirmó López Obrador, quien llamó a Anaya "un mentiroso", un "canallín" y "Riqui Riquín" (refiriéndose al personaje de caricatura sobre el niño multimillonario). "Tú estás acostumbrado a mentir", le dijo mostrando un libro facticio titulado 'Las mentiras de Anaya'.

 

El abanderado panista dijo que durante la jefatura de gobierno de López Obrador en la Ciudad de México bajaron las inversiones extranjeras. "Aquí el farsante es AMLO", replicó Anaya.

"Voy a cuidar mi cartera", le respondió López Obrador, agregando que "Anaya y Meade pertenecen a la mafia del poder. Los dos han llevado al país a esta situación de pobreza, inseguridad y violencia. Les vamos a ganar a los dos".

 

'El Bronco' no se quedó atrás en los puntapiés. "Abusados, no voten por estos", aprovechó las discusiones de los demás candidatos para pedirle a los electores, mencionando que la batalla entre sus contrincantes es solo para "ver quién es más rata uno del otro".

 

Violencia, marihuana y amapola

 

El tema del narcotráfico, abordado en este intercambio de propuestas, es bastante conocido en Tijuana. De la sangrienta guerra que encabezaron los hermanos Arellano Félix en la década de 1990, hubo 1,780 asesinatos en 2017 por la guerra entre el cartel de Sinaloa, liderado por Joaquín 'El Chapo' Guzmán, y el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), de Rubén Oseguera Cervantes, alias 'El Mencho'. En ningún otro lugar de México corrió tanta sangre el año pasado.

 

Tijuana es clave en la distribución de droga, que llega a California y luego al resto de EEUU. Ese poder que han acumulado los narcos mexicanos es mencionado por el presidente Trump para pedir que se apresure la construcción del muro fronterizo.

 

Ante este panorama, López Obrador dijo que atenderá el problema de raíz, sustituyendo, por ejemplo, el cultivo de la amapola por el de maíz en la sierra de Guerrero. "Para que el campesino que tienen que sembrar la amapola, tenga opciones, alternativas para cambiar", explicó.

 

Meade propone incrementar la seguridad fronteriza deteniendo las armas y dinero que cruzan de EEUU a México, además de profundizar el intercambio de inteligencia y tecnología en la zona limítrofe entre ambos países. "Tenemos que cuidar la frontera para que no entren las armas".

 

'El Bronco' prometió que replicará los operativos encubiertos que realizó siendo gobernador de Nuevo León para combatir la trata de personas en la frontera y "trabajar con las policías estatales, porque le sacan la vuelta".

 

Mientras que Anaya dijo estar dispuesto a abrir un debate sobre la despenalización de la marihuana, aunque indicó que "no cree que en este momento legalizar una droga vaya a resolver los problemas de violencia".

 

El próximo debate presidencial se realizará en Yucatán.

 

Fuente: UN

eyh