La Bolsa de Nueva York vuelve a sufrir una caída estrepitosa de más de 1,000 puntos

Noticias Populares

Muere niño de 3 años que fue olvidado en el autobús de una guardería en Texas

La pequeña víctima estuvo cuatro horas dentro del vehículo expuesto a temperaturas que superaron...

Hombre de Delaware condenado por abuso sexual de menor en Wicomico

Un hombre de Delaware podría enfrentar hasta 55 años de prisión después de ser declarado culpable...

López Obrador no será el único que ganará menos: así quedarán los funcionarios públicos con el recorte del sueldo presidencial

En su plan de austeridad, el próximo presidente plantea reducir hasta un 50% los sueldos de los...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

La Bolsa de Nueva York vuelve a sufrir una caída estrepitosa de más de 1,000 puntos

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

El comportamiento del mercado bursátil sigue su tendencia a la baja con el índice Dow Jones experimentando una nueva caída a pesar de que la economía luce sólida, pero acechada por nubarrones de inflación y aumento de tasas de interés.

 

La Bolsa de Valores de Nueva York sufrió este jueves una nueva fuerte caída. El índice Dow Jones, que refleja el comportamiento bursátil de las grandes empresas industriales del país, perdió más de 1,000 puntos, lo que representa una pérdida de casi 4%.

 

El resto de los grandes indicadores de la bolsa estadounidense también acabaron la jornada con números rojos, lo que agrava las preocupaciones que se desataron el pasado viernes (cuando el Dow cayó 666 puntos) y el lunes (cuando se desplomó más de 1,100).

 

El pesimismo de los mercados se explica por la posibilidad de un aumento de las tasas de interés, lo que está llevando a los inversionistas a repensar dónde colocan su dinero. De hecho, el precio del oro –un valor seguro en tiempos de incertidumbre– subió este jueves mientras las bolsas internacionales caían.

 

Y a su vez esa desconfianza responde, según los expertos, al miedo de los mercados a un aumento de la inflación en el país.

 

Apenas al cierre de los mercados, la Casa Blanca insistió en su mensaje de los últimos días. Un portavoz, Raj Shah, aseguró a la prensa que el presidente está concentrado en las tendencias a largo plazo y confía en los buenos fundamentos de los que goza la economía.

 

¿Y si va bien la economía, por qué?

 

Pese a que la economía marcha por buen rumbo, especialmente tras los números relacionados con el desempleo –con la menor tasa de desocupación en 45 años– los expertos en finanzas indican que el permanente crecimiento del Dow Jones en los últimos meses no es sostenible en el tiempo y que podemos estar cerca de una corrección del mercado.

 

Eso signfica que el índice bursátil de Nueva York puede caer hasta 10,000 puntos en las próximas semanas, aunque nada garantiza que eso ocurra.

 

Hay cierto consenso cuando se afirma que estas fluctuaciones, especialmente hacia la baja, se deben a las buenas noticias económicas, pero que justo por eso, está empujando la inflación. Los últimos números sobre el aumento general de precios se colocan en un anémico 1.7%.

 

El cambio de discurso del presidente

Aunque la Bolsa de Valores venía creciendo antes de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, desde el inicio de su gobierno, el presidente dijo que el marcado repunte de los indicadores se debe a sus políticas económicas, a la eliminación de regulaciones y la reforma de impuestos. Incluso en su discurso ante el Congreso celebró que la Bolsa "rompió récord tras récord" en los últimos meses.

 

Con las recientes caídas, Trump comentó sobre las pérdidas históricas sufridas que los mercados bursátiles cometieron un “gran error”, aparentemente porque no se comportan como deberían hacerlo cuando las noticias económicas son “buenas”.

 

“En los ‘viejos tiempos’, cuando se reportaban buenas noticias, los mercados de valores subían. Hoy, cuando se reportan buenas noticias, los mercados de valores bajan. ¡Gran error, y tenemos tantas buenas (grandiosas) noticias sobre la economía!”, escribió la mañana del miércoles en su cuenta Twitter.

 

Sin embargo, sus comentarios están lejos de las razones reales, típicas del comportamiento bursátil ante posibles escenarios no políticos, es decir, miedo a unas mayores tasas de interés, bonos cada vez más caros, temor a un aumento de precios y salarios, y cierta decepción por los resultados empresariales, entre otras variables.

 

Fuente: UN

eyh