Gobierno de Trump acusó a este dreamer de tráfico humano, ahora tendrá que regresarle beneficios de DACA

Noticias Populares

El gobierno crea oficina para revocar ciudadanías: por qué no debería preocuparte

Si no has dicho mentiras en tu proceso para naturalizarte, no hay razón para alarmarse por la...

Más corrupto serás tú: en vez de proponer, los candidatos se atacan en el último debate presidencial de México

La reforma educativa implementada por el gobierno de Enrique Peña Nieto fue el tema sobre el que...

La Cámara de Delaware aprueba la licencia parental remunerada para empleados escolares

En una votación de 27 a 13 (con una ausencia), la Cámara de Representantes aprobó el Proyecto de...

Phoca Facebook Comments

Share on Myspace

Gobierno de Trump acusó a este dreamer de tráfico humano, ahora tendrá que regresarle beneficios de DACA

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Nueve meses después de que agentes federales lo detuvieron cerca de la frontera con México y lo involucraron con el tráfico de indocumentados, una corte federal ha ordenado que Jesús Arreola recupere el estatus obtenido a través del Alivio Migratorio para los Llegados en la Infancia.

 

El dreamer Jesús Arreola la pasó mal en febrero, cuando la Patrulla Fronteriza lo arrestó en San Diego, fue acusado de ser traficante de personas, perdió un alivio migratorio y enfrentó un proceso de deportación. Esa pesadilla ha quedado atrás: este lunes un juez federal en California le ordenó al gobierno de Donald Trump que le devuelva al joven los beneficios de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), informó la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU).

 

Arreola, de 23 años, ha vivido en Los Ángeles desde que era un bebé. Cuando agentes migratorios lo detuvieron cerca de la frontera con México tenía dos empleos para ayudar a su familia: era cocinero en un restaurante en West Hollywood y chofer de Uber y Lyft. Aquel 12 de febrero él llevaba en su vehículo a un cliente, un joven indocumentado, por eso lo acusaron de ser un 'coyote'.

 

Aunque las autoridades federales finalmente no presentaron cargos por ese ni ningún otro delito, en marzo le enviaron una carta notificándole que le habían revocado el permiso de trabajo obtenido por medio de DACA porque se inició un proceso de deportación en su contra, argumentando que se encontraba en el país de manera ilegal.

 

Este lunes, el juez federal de distrito Philip S. Gutiérrez le concedió a Arreola una orden judicial preliminar, ordenando a la administración Trump restaurar su aprobación al programa DACA. En su decisión el magistrado explicó que debido a que este alivio migratorio se creó específicamente para indocumentados, tal cancelación bajo el concepto de presencia ilegal es "arbitraria y caprichosa" y viola la Ley de Procedimiento Administrativo federal, que rige a las agencias del gobierno federal.

 

"El público tiene un gran interés en garantizar que las leyes de inmigración del país se apliquen de manera firme y justa", escribió el juez Gutiérrez. Además, consideró que el gobierno le concedió el amparo en 2012, 2014 y 2016, lo cual le obliga a quitárselo solo con una razón válida.

 

"Jesús Arreola tenía buena conducta y seguía las reglas cuando la administración de Trump lo despojó arbitrariamente de su programa DACA", dijo Katrina Eiland, abogada de ACLU en un comunicado. "La decisión de la corte es una buena noticia para Jesús y su familia y para los dreamers que como él han sido atacados injustamente", agregó.

 

Arreola encabeza una demanda colectiva que en octubre presentó ACLU contra del gobierno federal por haber cancelado el programa DACA. La querella también pide restaurar dicho amparo migratorio a otros dreamers "que han sufrido revocaciones ilegales".

 

El joven no ha trabajado desde que perdió ese programa. Tras su arresto no pudo retomar su empleo como cocinero y la incautación de su auto -que aún no ha podido recuperar- le impidió volver a ser conductor de Uber y Lyft. Con sus ingresos él mantenía a sus padres, ambos residentes permanentes, y a sus tres hermanas, ciudadanas estadounidenses, una de las cuales tienen una rara enfermedad genética que hace que envejezca prematuramente. Ahora el trabajo le urge más que nunca: el lunes nació su hijo.

 

"El hecho de que Jesús al menos en este punto recupere su estatus de DACA y su autorización para trabajar es un paso esperanzador", expresó Andrés Kwon, del Equal Justice Works Emerson Fellow, parte de la organización ACLU en el sur de California.

 

"Esta demanda trata de garantizar que DACA brinde una protección contra la deportación. Pero incluso si el tribunal finalmente falla a nuestro favor, en el mejor de los casos es una medida temporal. Necesitamos una solución permanente, que es la aprobación inmediata del Dream Act", agregó.

 

Eiland, la abogada de ACLU, dijo que Jesús se emocionó al enterarse del veredicto del juez. "Fue un gran día para él. Son noticias maravillosas, especialmente con el próximo feriado de Acción de Gracias. Es mucho para estar agradecido", expresó.

 

Fuente: CSPD

eyh


http://www.zoofirma.ru/